Invitado ¡Bienvenido/a a Newcastle! Una pequeña ciudad ubicada en Inglaterra, un lugar templado aunque dicen que perfecto para formar un hogar aquí, con una gran historia que aún hoy se hace presente entre algunos de los ciudadanos. El paisaje que ofrece es asombroso ya sea dentro de la ciudad como fuera de ella, posee bosques extensos con gran variedad de árboles y un lago que querrás visitar..¡pero cuidado! Una vez entrada la noche, son lugares traicioneros...¿estas dispuesto a vivir aquí?
Conectarse

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

Ver toda la lista

Últimos temas
Hospital CentralJue Sep 20, 2012 1:56 pmInvitado
Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)Dom Sep 02, 2012 2:05 amInvitado
Afiliación ÉliteMar Jun 19, 2012 8:06 pmInvitado
Gossip Girl ~ EliteDom Mayo 20, 2012 7:40 pmInvitado
the diarie vampire//nuevo//normalMiér Mayo 16, 2012 8:59 pmInvitado


Click sobre la imagen para observar el menú desplegable

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Todo el contenido del mismo pertenece a los administradores del foro. ¡No al plagio!

Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Localización : Here & there
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 01/02/2012
Ver perfil de usuario

Un clima perfecto para mi {Stephen}

el Jue Mar 22, 2012 7:04 pm
Observé en dirección a la ventana de mi habitación que se encontraba ligeramente abierta; la ciudad se encontraba sumida en una tranquilidad que resultaba algo inquietante, el cielo estaba cubierto de nubes grises que denotaban claramente que en cualquier momento comenzaría a llover y yo allí parada sin nada que hacer. El paso de los días era cada vez más lento para mí, sentía una extraña sensación como si ya nada ni nadie me atasen a este mundo, ni siquiera tenía ganas de alimentarme y eso era ya decir mucho. Cerré la ventana y girando sobre mis talones le di la espalda, aspiré profundamente y empecé a caminar lejos de mi habitación, lejos de aquella casa que tan sola me hacía sentir. Subí el cierre de mi chaqueta caminando despacio, tenía demasiado tiempo como para disfrutar el día que aunque para muchos fuese horrible, yo lo disfrutaba. Sentí una gota caer sobre mi frente y resbalar luego por mi mejilla por lo que levanté la vista hacia el cielo con una sonrisa. Algunos comentarios me distrajeron y más aún un hombre que corriendo en busca de reparo chocó conmigo logrando desestabilizarme. Fruncí el entrecejo a la vez que me invadían unas ganas de matarle allí mismo, el muy descarado ni perdón me había pedido. Tomé aire calmándome aunque era algo difícil teniendo en cuenta que no bebía sangre desde hace unos días. Continué mi camino con la respiración algo agitada terminando por abrir la puerta de una discoteca para poder distraerme. Eran las 19 horas por lo que no había mucha gente, probablemente ni estuviese abierto para clientes. Me encogí de hombros y caminé hasta la barra en busca de algo de beber después de todo aún podía controlar un poco a los demás.

Un muchacho de cabellos claros se encontraba de espaldas a mí. Me puse en puntillas de pie para poder alcanzar su hombro con mi dedo, llamándole.
-Un whisky- ordené sin importarme que fuese temprano para tomar ese tipo de bebida. Me senté en la banqueta esperando a que me lo sirviera, no estaba de humor como para que me hiciese esperar y mucho menos para que me dijese que estaba cerrado. Llevé mis manos a mi cabello arreglándomelo un poco, después de todo afuera había viento por lo que seguro estaba despeinada.
avatar
•• 'Barman de la Disco}}
Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Ver perfil de usuario

Re: Un clima perfecto para mi {Stephen}

el Dom Mar 25, 2012 7:06 pm
La discoteca aún no estaba abierta al público puesto que la noche en sí aún no había comenzado, era demasiado temprano y, a pesar de ello, allí estaba el tonto del camarero preparando los cócteles ¿El motivo? Había tenido una pelea con el hijo del dueño sin saber que era él y su padre había decidido castigarle a trabajar desde las cinco ¿Por qué no le había, simplemente, despedido? En realidad era sencillo... había enamorado con alguno de sus cócteles y cuando estaba trabajando él hacían más dinero en caja. Pero la verdad, aquello era también pesado; aunque lo bueno era que podía pedirle horas extras aunque claro, después no lo haría. Estaba cortando los limones para continuar con la preparación del cóctel cuando de repente, y sin haber escuchado nada antes, sintió que un dedo le tocaba. El susto fue minino e hizo que la mano que sostenía el cuchillo se desplazara a la izquierda lo suficiente como para realizar un corte en el dedo; tras ello sintió un dolor punzante que provenía de él y vio que la sangre empezaba a brotar. No era uno de las heridas más profundas que había sufrido, pero aún así era considerable. El muchacho de rubios cabellos, o Stephen, se giró para ir hacía el grifo cuando se percató de quién era la causante de aquello, mejor dicho, la cliente que había entrado estando la discoteca cerrada. Se parecía bastante a él y, la verdad, no era para menos ya que se trataba ni más ni menos de su propia hermana. Ignorando el corte sangrante del dedo se dirigió frente a ella y puso los brazos sobre la barra, ignorando el dolor y la sangre que manchaba la madera. Se quedó plantado mirando en silencio a su hermana a los ojos, hacía bastante tiempo que no la veía ni hablaba con ella... desde que se había ido, y le echaba muchísimo de menos aparte de estar preocupado por ella. Sin mediar palabra fue hacia ella y le abrazó mientras la sangre seguía brotando del dedo sin que nada la cubriera. Le daba igual la herida, su hermana estaba allí, su hermana había vuelto. Las lágrimas brotaban por sus ojos de la emoción y por fin reunió fuerzas para hablar

Sophie...— Dijo riendo, también por la emoción —¿Ves a tu hermano después de todo este tiempo y lo único que se te ocurre es pedirle un whisky? ¿Estás bien? ¿Por qué no has llamado? ¿Dónde estás?

Stephen sentía una gran dificultad para lograr que las palabras salieran de su garganta, era ella, era su hermana... estaba allí frente a él... y estaba bien
avatar
Localización : Here & there
Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 01/02/2012
Ver perfil de usuario

Re: Un clima perfecto para mi {Stephen}

el Lun Abr 02, 2012 1:45 pm
Pretendía estar tranquila, en ese momento no había nadie más allí, la música ni siquiera sonaba lo demasiado fuerte como para volver loco a cualquiera como muchas veces lo hacía así que ¿qué podría salir mal? Pero la respuesta fue realmente innecesaria, sentí mi rostro transformarse completamente y la sed que tenía era casi incontrolable ¿qué me ocurría? Hacía algunos días que no bebía sangre de ningún tipo pero que de la nada me brotase querer hacerlo me resultó totalmente extraño. Quería desaparecer de allí, huir… pero no tenía la fuerza necesaria para hacerlo ¿cuánto tardaría el muchacho en voltearse? ¿Qué explicación lógica le daría? Pero fueron todas esas mismas interpelaciones las que consiguieron calmarme o más bien el temor a ser atrapada, siempre me encontraba al límite por lo que no dudaba que algún día terminara muerta por ello. Cuando el chico giró me quedé estupefacta, fue tanta la sorpresa que su dedo sangrando pasó a segundo plano para mí; había olvidado que él trabajaba allí ya que por tanto tiempo le había estado esquivando y ahora verlo allí frente a mí… No sabía exactamente que palabras decir, creía que nada tenía sentido ni un te extrañé mucho, nada… era mi hermano y le adoraba en todos los sentidos. Mi control fue más fuerte al verle, saber que me encontraba ante él y no ante otra persona me esclareció la mente. Cuando se acercó y me abrazo me quedé quieta, mis ojos se llenaron de lágrimas aunque no dejé escapar ninguna y entonces lo rodeé con mis brazos correspondiéndole, el abrazo era sincero, cálido, profundo, había pasado tanto tiempo sin recibir uno de ese modo que por un momento pensé llevármelo conmigo, como si fuese un peluche al que pudiese comprar y llevármelo a casa. Me alejé observándole respirando una y otra vez profundamente.

-Creo que antes que todo deberías vendarte ese dedo Stephen- dije sincera ya que sentía que la sangre me llamaba una y otra vez, como si algo externo a mi me empujara hacia él y verdaderamente no quería lastimarle. -Vamos si preparar bebidas es lo mejor que sabes hacer- agregué en tono chistoso a la vez que le daba un leve empujón con la mano en su hombro. Después de eso me senté en una banqueta al lado de la barra para que el fuese a vendarse el dedo, no sabía cuanto tiempo podría permanecer calma al ver brotar tanta sangre. -Ajá- respondí ante su pregunta de si estaba bien, la vida que llevaba no era color de rosas, ni fácil pero hacía lo que podía. Ver a Stephen allí, preocupado por mi como nadie lo hacía me incitaba a contarle todo, lo de aquella noche, lo que yo era.. ¿pero como hacerlo? No quería que Alexander o Félix luego fuesen a enojarse por que seguro querrían matarle, quizás no era el momento aún. -¿Tu como has estado?- pregunté en un tono bajo y sin fuerzas, cerré entonces mis ojos pensando en otra cosa, pero era imposible... Di un salto de la banqueta y me acerqué hasta Stephen, pasé mi rostro tan cerca de su yugular pero sólo fue para alcanzar una botella que se encontraba detrás de él. -Vodka- comenté con una sonrisa y luego bebí.
avatar
•• 'Barman de la Disco}}
Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 04/03/2012
Ver perfil de usuario

Re: Un clima perfecto para mi {Stephen}

el Miér Abr 04, 2012 8:07 pm
Stephen no podía dar crédito a sus ojos y se los había frotado varias veces sintiendo el dolor punzante en la herida... estaba allí, estaba frente a él; su hermana, su hermana pequeña, Sophie. Había vuelto después de un tiempo que al mayor le había parecido eterno, y Stephen no pensaba dejar que se fuera así como así, pero tenía miedo de que en un segundo desapareciera; de que cuando abriera los ojos después de un rápido pestañeo Sophie ya no estuviera, de que su querida hermana se marchase de nuevo. Tenía que saber dónde estaba, tenía que saber con quién estaba, a qué se dedicaba... no podía dejarla ir sin saber absolutamente nada; necesitaba respuestas a multitud de preguntas, pero las preguntas que su hermana debían contestar no salían por su garganta en la cual sentía una bola de nervios y sentimientos encontrados; la verdad era que, aunque cada vez sentía algo más de dolor no le importaba, lo aguantaba con tal de estar allí con ella, eso hacía que el dolor pasara casi inadvertido, su hermana, la luz cegadora que emitía; aunque le notaba algo distinto, no era el pelo, no era el rostro ni el cuerpo en sí que, obviamente, habían cambiado; era algo más interior aunque no sabría decir lo que era. Era simplemente... extraño. La sensación que le trasmitía su hermana era distinta pero en realidad, sabía que no era cosa suya porque el hecho de que se hubiera ido no le había cambiado ni a él ni al cariño que le tenía; seguía queriéndola como el primer día o quizás incluso más ¿Entonces? No sabía explicarlo bien, simplemente lo notaba, aunque claro... seguramente sería el cansancio por el trabajo con los limones y además el corte en el dedo. Iba a hacerle caso y a girarse para vendarse el dedo cuando vio aparecer al hijo del jefe; era bien conocido por ser un asqueroso mujeriego que se llevaba a mujer sí y mujer también a su cama. Se acercó a la hermana del camarero y le ofreció el invitarle a una copa —Aléjate de ella idiota— Dijo Stephen en un tono de advertencia, pero el chico no obedeció y sin pensárselo dos veces le plantó un puñetazo en la cara con toda su fuerza que le rompió la nariz. El muchacho se fue al baño taponándose la sangre y gritando que se lo diría a su padre, estando ese chaval por allí no podía alejarse de su hermana ni cinco minutos

Venga Sophie, acabas de volver y sabes que he pasado por cosas peores, no voy a morirme por un corte en el dedo— Dijo como excusa para no decir que le preocupaba que ese tipo pudiera acercarse a ella e ignorando el incidente que acaba de pasar, no quería preocuparla y si le decía que probablemente le echaran lo haría, y lo importante era ella no él. Él podía buscar otro trabajo mejor —Además ¿Qué clase de hermano mayor sería si no le preparo uno de los mejores cócteles a mi hermanita y me lo bebo con ella?— Dijo Stephen sonriendo —¡Ah sí! Un hermano serio y aburrido que no deja que su hermana beba ¿Qué clase de hermano prefieres?— Cada vez perdía más sangre por la herida y ya le manchaba la manga de la camiseta así que decidió vendárselo y corrió para hacerlo y no tardar demasiado, se lo vendó deprisa y corriendo y sumamente mal y volvió con su hermana —¿Yo? Bueno, salvo por el trabajar para un chupasangre bien— Dijo riendo refiriéndose al bajo salario que le daban para la larga jornada trabajada —Pero... ¿Dónde estás? ¿Por qué no has vuelto a llamar? Te he echado muchísimo de menos ¿Sabes que no puedo estar tanto sin tí hermanita?— Dijo para coger la botella de Vodka y hacer dos de sus mejores cócteles y los mas demandados, y caros. —Toma, aquí tienes, y, por favor, no vuelvas a desaparecer así
Contenido patrocinado

Re: Un clima perfecto para mi {Stephen}

Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.